Ir al contenido principal

Reseña: Susurros



Título: Susurros (Splintered)
Autor: A.G Howard
Editorial: Oz Editorial
Nº de Páginas: 416
Precio: 17,90 €
Saga Splintered:
1. Splintered (Susurros)
2. Unhinged (Delirios)
3. Ensnared (Sin título)
A Alyssa Gardner las flores y los insectos le hablan. Teme que su destino sea acabar en un psiquiátrico, como su madre, pues una vena de locura recorre su familia desde tiempos de su antepasada Alicia, la niña que inspiró el País de las Maravillas de Lewis Carroll.
Pero ¿y si los susurros de las flores no son alucinaciones? ¿Y si el País de las Maravillas existe y la está llamando?
Alyssa descenderá por la madriguera del conejo hacia un mundo mágico, pero también despiadado. Durante su increíble aventura, tendrá que decidir en quién confiar: en Jeb, su mejor amigo, por el que siempre se ha sentido atraída, o en el fascinante y seductor Morfeo, su guía en el País de las Maravillas y con el que lleva soñando desde que era niña

Tenía muchas ganas de echarle el guante a este libro desde que oyese hablar de él meses antes de su publicación en inglés, allá por el 2012. Publicado a principios de 2013, me hice con una copia de él en inglés porque no podía esperar a que lo publicaran en español, para luego comprármelo también en español. Las ansias por leerlo tenían dos fuertes motivos:
  1. La Portada: Admitámoslo, la portada de este libro (y de su continuación) es simplemente perfecta. Tiene un toque mágico, misterioso y atrayente que si se pusiera en una estantería con la portada hacia el frente, atraería la atención de entre todos los demás libros. Y yo tengo un fetiche muy fuerte por las portadas bonitas, lo confieso (y por las decoraciones interiores, los lomos coloreados, etc)
  2. La Trama: La historia de Alicia en el País de las Maravillas me gusta mucho, me encanta. Todo lo que tenga que ver con ese mundo, me atrae. (Los dos libros de Carrol, los juegos de Alice Madness, la adaptación de Tim Burton...y ahora, la trilogía de A.G. Howard)
El interior del libro tampoco tiene desperdicio: Cada capítulo tiene una cabecera muy decorada, y todo el texto es violeta oscuro, en lugar de negro (Tristemente, todas estas decoraciones se pierden en la edición española, así como una cubierta de pasta dura que imita cuero, etc)

El País de las Maravillas ha sido fuente de inspiración para novelas, películas y series. Un lugar en el que habitan criaturas fantásticas, abunda el humor y las leyes de la lógica no existen. Un sitio en el que encontramos magia y diversión, pero también muchos peligros.

El Submundo (Underland, como “realmente” se llama “Wonderland”, debido a una malinterpretación de la pequeña Alicia cuando escuchó el nombre de ese mundo), no es ese mundo de luz y color que podemos ver en la película de Disney. 
De hecho, se acerca bastante a la interpretación de Tim Burton que hizo en 2010: un mundo mágico pero oscuro, en el que nada es lo que parece realmente y en el que tienes que andarte con ojo. De hecho, el País de las Maravillas que encontramos en este libro, podría ser fácilmente una buena mezcla entre Tim Burton y Alice Madness. Si no os ha llamado ya la atención, no sé a qué estáis esperando.

Estamos ante una historia en la que nos encontramos con una trama con personajes nuevos, con sus vidas y sus conflictos. Una mezcla adictiva entre lo conocido y lo nuevo. La autora ha tenido la capacidad de coger algo ya creado y darle un tremendo giro original a la historia, otorgando a El País de las Maravillas y a sus habitantes de un aire misterioso y oscuro.

¿Quién no recuerda al Conejo Blanco y al Sombrerero Loco? O, incluso, a los Tweedles. Pues bien, olvidaos de la imagen que tenéis en la cabeza. Howard ha llegado para darte una bofetada en la cara con sus versiones más oscuras y grotescas inimaginablesUn buen zas en la boca que nos hace ver que la Alicia original era solo una niñita muy inocente que tergiversó la realidad que vio ahí abajo por algo más “Disney”, porque de lo contrario hubiera quedado traumatizada. Cuando leáis el libro, lo entenderéis todo. Espero que lo leáis.
"Él alza una mano e inclina su sombrero de ese modo tan sexy.
  —Me deseas. Admítelo. 
   Aunque acierta en parte, no se lo confesaré nunca.   — ¿Por qué iba a desearte? 
   Levanta tres dedos para una cuenta atrás.  —Misterioso. Rebelde. Problemático. Todas las cualidades que las mujeres encuentran irresistibles. 
   —Qué optimista. 
   —Mi alcoba nunca está vacía. 
   —Lástima que el cerebro sí."
Alyssa es la protagonista por excelencia de la historia. Tiene la capacidad de escuchar a los insectos y las flores (todo muy normal). Sin embargo, su madre posee el mismo “don”, y por culpa de él está encerrada en un centro psiquiátrico (lógicamente). 

La familia de Alyssa está emparentada con “la Alicia original”, aquella niña que visitó por primera vez El País de las Maravillas. Alyssa comienza a sospechar que quizás no todo sea una leyenda, quizás algo de cierto tiene que haber en todo eso, y  quizás ese mundo exista de verdad. De forma gradual comienza a percibir señales de que hay algo más, algo que la llama y que hará cambiar su vida y, quizás, de quienes la rodean.
"Colecciono bichos desde que tenía diez años; es la única manera de que dejen de susurrarme cosas. Atravesarles con un alfiler hace que se callen muy rápido"
Uno de los grandes puntos a favor de esta novela es su genial ambientación, cargada de una extravagante belleza con una oscuridad que las rodea, que rodea a cada personaje y a cada escenario, lo que facilita que te transportes a ese mundo con solo leer unas pocas líneas. La autora ha descrito hasta el más mínimo detalle, haciendo suyo el País de las Maravillas de Lewis Carrol.
"(...) Debe comerse el pastel entero, o se volverá loca. 
El que ha hablado estalla en risotadas tan ruidosas y absurdas que parece una hiena subida en un saltador. 
-Vamos, vamos. Estar loco no es tan grave -dice la sombra con dos largas orejas, añadiendo sus propias risitas al coro-. Podríamos dejar que nos comiera a nosotros. Ábrele la boca, ya me meteré yo dentro. Siempre he querido ver el interior de un estómago. 
Una pata se mete en mi boca y casi me asfixia. Una arcada me hace incorporarme. El intruso se aparta y escupo el sabor de carne desollada. 
-¡Me ha mordido!La risa y los aullidos explotan a mi alrededor"
La trama es muy original y muy bien estructurada; te mantiene con la curiosidad hasta el final. Conforme avanzas en la historia, descubres más de los personajes principales, y llegas a conectar con Alyssa. La autora logra llevar muy bien su relación con dos de los personajes, alejando esta relación del típico triángulo amoroso que me temía que habría. Menos mal que me equivocaba.

Sin duda, el final es inesperado y da un buen giro a la trama, y que si no mantienes bien en orden toda la información que da la autora a lo largo del libro, el final puede resultar algo confuso. Aun así, la trama quedaría cerrada, ligeramente abierta¿Haría falta una segunda, y tercera parte? Quizás sí, quizás noSolo espero que sus dos continuaciones sean igual de buenas y no un mero intento de estirar la historia hasta decir basta. (Tengo la segunda parte esperando en mi estantería, así que aún no puedo juzgar)
En conclusión, nos encontramos ante una maravillosa novela, de ésas que hacen soñar despiertos y de las pocas que consigue sorprenderte. Una novela juvenil de fantasía que debe estar en tu estantería. No tiene una nota perfecta por el hecho de no ser un libro auto conclusivo.

Si queréis saber qué se esconde tras esta hermosa portada y sois aficionados a las novelas juveniles cuya originalidad chorrea por sus páginas y estáis buscando algo que realmente os enganche y os ofrezca algo que nunca habéis visto, como una versión muy alterada del conocido cuento de Lewis Carrol, éste es tu libro. Tened cuidado los lectores de estómago ligero y delicado.
P.D: Aquí tenéis la portada de la segunda parte, para que os deleitéis la vista un rato. Quien sale en ella es Morpheus, por cierto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

30 preguntas que nadie pregunta

1. ¿Duermes con las puertas (armarios, cajones...) abiertas o cerradas?
Todo cerrado por el simple hecho de que no me gusta tenerlas abiertas si no las estoy usando. En cuanto a la puerta de mi dormitorio, antes no me gustaba tenerla cerrada, pero ahora solo duermo con la puerta abierta cuando es verano

2. ¿Coges los champús y demás cosas de los hoteles?
Son botes enanos que se gastan si te duchas a menudo en el hotel, así que, ¿para qué llevármelos si en mi casa los tengo más grande y mejores?

3. ¿Te gustan los post it?
Apenas los he usado, pero su utilidad le encontrarán otros

Destrozando al icono de la maldad: Maléfica

CONTIENE SPOILERS. AVISADO QUEDAS
Todos conocemos el cuento de hadas que Disney recreó allá por 1959. En un mundo donde la magia y las hadas existen, Maléfica es el hada más poderosa y a la misma vez la más oscura de todas, causante de que Aurora, la primogénita de los reyes del reino, quedase maldita y que, en su decimosexto cumpleaños, se pincharía el dedo con una rueca y moriría. Pero, de “las tres hadas buenas” que asistieron a la fiesta a concederle unos dones al bebé, una de ellas aún no había podido regalarle un don a causa de la interrupción de Maléfica, por lo que intentó modificar la maldición: en lugar de morir, caería en un profundo sueño interminable, que solo se rompería con un beso de amor verdadero.
Pues bien, esta parte es la única semejanza que encontrarás del cuento en esta película. Y ni eso.
Creo que todos tenemos en un alta estima a la villana más villana de todas, una mujer con más maldad que Cruella de Vil, que Úrsula y que la madrastra de Blancanieves. A fin d…

Sobre el filo de un cuchillo

Hielo y desenlace. El instante se congela, imposible. Inimaginable. Real. Todo el ser puede transformarse en un grito, tan rápido como si fuera a lomos de un cuchillo arrojado al aire.  En aquel instante no se es músculo y sangre , sino únicamente aire apresurándose para formar un grito que podría ser infinito