Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Scary Thoughts

Le dije al mundo que no estaba preocupado, lo que no era cierto, aunque tengo mucha experiencia fingiendo lo que no es.
Fingía no estar deprimido. Fingía no estar enamorado… ¿y adónde me llevó? Al suicidio. Fingía muchas otras cosas, y ahora finjo estar vivo. ¿Por qué finjo ser todo eso que no soy? Supongo que, en el fondo, es porque soy un cobarde. Me daba miedo mi tristeza y me daba miedo declarar mi amor. No quería ser diferente, no quería ser rechazado, sólo quería ser como los demás. Incluso un servidor no es más que otra máscara, una falsa fachada. Y ahora estoy atrapado…
¿Y si alguien descubriera quién soy en realidad? No puedo correr riesgos, quizás podría perder a alguien. Resulta halagador que la gente me tome por un chico sano y normal cuando no soy ni sano ni lo que se considera normal. 


Pero aquella sensación no es nada comparado con lo que siento cuando alguien consigue hacer que me sienta vivo.





P.D: Por favor, que nadie se lleve las manos a la cabeza. Yo no he decidido suicid…
¿Recordáis los libros de los que hablé hace unos días? “Retrum” y “Generación Dead”, sí. Bueno, ya hace tiempo que me los leí, y ya me terminé la segunda parte de “GD”; ayer comencé “Retrum 2”.
Estoy bastante enganchado a ambos libros. Retrum tiene ese misterio y suspense que te deja pegado a cada página, y que no sabes qué te espera al pasar la página. Generación Dead brilla por su humor, su ligereza de acciones (y no te pegas tres horas para saber que el protagonista ha bostezado, como ocurre en “Alas Negras” y “Alas de Fuego”, de Laura Gallego, por ejemplo; libro que aún no he sido capaz de terminar por lo mismo), y por su trama bien centrada, no hay momento del libro que te aburra porque la trama se haga pesada ni nada por el estilo. La comparan con la saga de Crepúsculo por cosas que ya comenté en la entrada anterior, pero sin duda ésta le pega cinco mil vueltas a los brillantes vampiros y licántropos con sobredosis de esteroides. En resumen, son buenos ejemplos de lectura obliga…

Ignorance

Si no soy alguien lo suficientemente bueno para ti y no te gusto, entonces déjame seguir mi propio camino aparte. No eres un juez, y pretendes seguir juzgándome.
No quiero seguir escuchando tus lamentos y quejas, pretendiendo parecer que te arrepientes y que “todo es tu culpa”, porque sabes que ya nada volverá a ser lo mismo. Sí, los amigos se quedan juntos, pero simplemente no puedes aceptar que mi cambio es bueno.
Y ahora me tratas como a un extraño. Bueno, ha sido un placer conocerte, pero creo que me voy.
Viviré en la ignorancia.
Esto es lo mejor que me puede haber pasado. Llego a esperar más y no hubiera sido capaz de hacerlo. No, no es la guerra ni una ruptura, solo es una persona tomando una sabia decisión.
Los mismos trucos que una vez te sirvieron conmigo, ahora no tienen poder sobre mí; no soy el mismo chico que recuerdas, ahora puedo valerme por mí mismo.
Ahora soy feliz, porque la ignorancia es ahora mi nueva mejor amiga.

Errores

Llevaba toda esta tarde pensando en un tema sobre el que poder hablar hoy aquí y, sin saberlo, me puse a escribir en el diario fisico que comenté lo que hice hoy. Hoy precisamente he estado cometiendo bastantes fallos en los tests de la Autoescuela, y se lo comenté a Miguel, el “encargado” de allí, y me dijo que era normal que cometiera fallos porque era nuevo y tal, y que no me preocupara porque en la siguiente ronda de tests cometería menos fallos y eso.
Que lo bueno es cometer fallos, para aprender de nuestros errores”.Ésas fueron sus palabras textuales, lo que me dio que pensar, pese a que yo ya sabía bastante bien este tema y las cosas que arrastra consigo. Así que ya tengo tema para el blog de hoy.
Por un lado, tenemos la cita de Miguel:
Todos, en algún momento de nuestras vidas, hacemos o decimos algo que desencadenará un cúmulo de cosas que pueden afectarnos positiva o negativamente, pero sobre la que no solemos tener la mayoría de las veces control sobre ellas. Por muy desastr…

El Tiempo

El tiempo.
Algo que puede resultar infinitamente eterno o relativamente inexistente, todo depende de diversos factores en la persona, como el entorno en el que se encuentra, su estado psicológico, las tareas que esté realizando, y distintos temas diferentes. Tendemos a infravalorar esto, pues no tenemos constancia de su paso constante hasta que es demasiado tarde. Lamentablemente, en la actualidad no existen formas de recuperar el tiempo perdido, por lo que se considera algo bastante preciado para algunos.
Es por eso que habría que aplicarse el dicho de“no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”.
Creedme. Yo pensaba que tendría todo el tiempo del mundo, que aún me quedaba mucho para que llegara este día, pero…desgraciadamente…ese día tan temido ha llegado…pasado mañana tengo el examen de recuperación de Matemáticas de primero de Bachillerato…¡¡y no he estudiado nada!!
Bueno, si he estudiado, pero aún me quedan unas 15 páginas de ejercicios, y mañanatambién tendré que repasar las que ya…

Recomendaciones literarias

Esta vez os vengo con dos libros que, por suerte, no solo tienen una parte, sino que son trilogía y secuela, respectivamente.
Comenzaré con el primero que me lei, Retrum: Cuando estuvimos muertos, cuya secuela es Retrum: La nieve negra.. Lo primero que me encanta de ambos es su estética. Adoro los libros que tienen los filos de las páginas de color, y el interior de cada página tiene algún tipo de decoración. Son el caso de la trilogíaGhostgirl (otro libro que me encanta), y Retrum.


¿De qué trata, os estaréis preguntando? Trata sobre un chico, Christian, que pierde a su hermano gemelo en un accidente y, desde entonces, se encierra en si mismo y se vuelve, digamos, un poco emo y gótico, además de antisocial con la gente del instituto, y de todos en general. Aficionado a ir al cementerio a pasar el rato, un dia se encuentra con tres chicos (dos chicas y un chico), maquillados de blanco y vestidos de negro. La organización “Retrum”. Le dicen que, si quiere entrar, deberá pasar la noche en …

Halloween Tardío

Actualizo algo retrasado, ya que esta entrada debería haberla publicado el día de Halloween, o como mucho el día 1 de Noviembre, pero al final siempre me pasaba y aquí estoy, el día 4 de madrugada (por lo que técnicamente ya es 5; cada vez me voy atrasando más jaja). Pues bien, a lo que iba: El lunes, día de Halloween, fui a Isla Mágica a pasar allí el día, en compañía de unos amigos, todos disfrazados de algo en particular, como una bruja, un monje, Dante (un personaje del Devil May Cry), y “los hermanos sangrientos” (una amiga y yo, maquillados de la misma manera,). Nos dedicamos a recorrernos una y otra vez el parque entero, asustando a nuestras desprevenidas víctimas, “alimentándonos de sus gritos y miedo” (como a mí me gustaba llamarlo). ¿Resultado? Agotamiento total, piernas cansadas y sueño. ¡Hasta me dolía el culo de tanto andar!
Mirando el lado positivo, por fin pude disfrutar de un Halloween en el que me pude “disfrazar” (ropa negra normal y corriente y maquillaje “especial”), y…