Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

Starring Role

You're hard to hug, tough to talk to- and I never fall asleep, when you're in my bed all you give me is a heartbeat I've turned into a statue and it makes me feel depressed 'cause the only time you open up is when we get undressed.
You don't love me, big fucking deal I'll never tell you how I feel You don't love me, not a big deal, I'll never tell you how I feel.
It almost feels like a joke to play out the part, when you are not the starring role in someone else's heart. You know I'd rather work alone, than play a supporting role if I can't get the starring role.
Sometimes I ignore you, so I feel in control 'cause really, I adore you and I can't leave you alone.

Caminos a lugares seguros

Quizá la mayor facultad que tiene nuestra mente sea la capacidad de sobrellevar el dolor. El pensamiento clásico nos enseña las cuatro puertas de la mente, por las que cada uno pasa según sus necesidades.

La primera es la puerta del sueño. El sueño nos ofrece un refugio del mundo y de todo su dolor. El sueño marca el paso del tiempo y nos proporciona distancia de las cosas que nos han hecho daño. Cuando una persona resulta herida, suele perder el conocimiento. Cuando recibe una noticia traumática, suele desvanecerse o desmayarse. Así es como la mente se protege del dolor: pasando por la primera puerta.

La segunda es la puerta del olvido. Algunas heridas son demasiado profundas para curarse o para curarse deprisa. Además, muchos recuerdos son dolorosos, y no hay curación posible. El dicho "el tiempo lo cura todo" es falso. El tiempo cura la mayoría de las heridas. El resto están escondidas detrás de esa puerta.

La tercera es la puerta de la locura. A veces, la mente recibe un…