Ir al contenido principal

Destrozando al icono de la maldad: Maléfica


CONTIENE SPOILERS. AVISADO QUEDAS

Todos conocemos el cuento de hadas que Disney recreó allá por 1959. En un mundo donde la magia y las hadas existen, Maléfica es el hada más poderosa y a la misma vez la más oscura de todas, causante de que Aurora, la primogénita de los reyes del reino, quedase maldita y que, en su decimosexto cumpleaños, se pincharía el dedo con una rueca y moriría.
Pero, de “las tres hadas buenas” que asistieron a la fiesta a concederle unos dones al bebé, una de ellas aún no había podido regalarle un don a causa de la interrupción de Maléfica, por lo que intentó modificar la maldición: en lugar de morir, caería en un profundo sueño interminable, que solo se rompería con un beso de amor verdadero.

Pues bien, esta parte es la única semejanza que encontrarás del cuento en esta película. Y ni eso.

Creo que todos tenemos en un alta estima a la villana más villana de todas, una mujer con más maldad que Cruella de Vil, que Úrsula y que la madrastra de Blancanieves. A fin de cuentas, su nombre es Maléfica. ¿Por qué, entonces, en esta adaptación, el hada oscura es solo una chica a la que han roto el corazón y decide buscar venganza?

La película comienza mostrándonos la niñez de Maléfica, una chica sonriente que parece más una princesita Disney que otra cosa, y que tiene cuernos y alas enormes porque sí, sin dar explicaciones, y que un día se encuentra con un chico humano. Traban amistad y, con el paso de los años, se enamoran


Cuando cumple 16 años, Maléfica y Stefan se besan, un beso de amor verdadero, según le dijo el chico, y Maléfica, más tonta que otra cosa, pierde el culo por él. 
Stefan, por su parte, es un huérfano que no tenía nada y que, inexplicablemente, con el paso de los años trabaja para el rey, para su círculo cercano de confianza, nada más y nada menos.

Los humanos odian a las hadas y las demás criaturas que moran en La Ciénaga, el “reino” de Maléfica, y deciden declararles la guerra. El rey cae herido en batalla y pide venganza. Stefan vuelve con Maléfica, la engaña, la droga y le corta las alas, para llevárselas al rey como muestra de que “ha matado” al hada. Éste, en su lecho de muerte, le nombra su sucesor al trono.

Es aquí cuando Maléfica sufre su transformación oscura propiamente dicha, aunque en realidad solo es movida por el sentimiento de traición del amor de su vida, y porque se ha quedado sin sus preciadas alas. Con la ayuda de un cuervo que transforma en humano, lobo, o lo que se le antoje, se entera del nacimiento de Aurora, y decide aparecer en pleno bautizo.


AQUÍ es donde comenzaría el cuento de La Bella Durmiente. De hecho, esta parte es casi calcada al cuento. Maléfica lanza su maldición antes que la tercera hada buena le diera su regalo a la niña, todo esto como venganza hacia Stefan, obviamente. 
Pero su maldición es diferente a la original: ella misma es la que dicta que quedará dormida y solo despertará del sueño con un beso de amor verdadero (como referencia al “beso de amor verdadero” que le dio Stefan años atrás). ¿La razón? En palabras de Maléfica, más adelante: “El amor verdadero no existe, por eso lancé así la maldición: para que nunca se rompiera”.
Si en aquella escena, el papel de las tres hadas madrinas tenía poca importancia, ahora lo tiene menos (a las cuales ni les han dejado sus nombres originales, Flora, Fauna y Primavera. Ahora se llaman Clavelina, Violeta, y Fronda). El rey encomienda a ellas tres que cuiden de Aurora hasta su decimosexto cumpleaños, ocultándola en el bosque. Pero las tres hadas son torpes no, lo siguiente, por lo que es la mismísima Maléfica la que acaba cuidando, en secreto y con ayuda una vez más de su fiel cuervo, de la niña. Le hace visitas, la cuida, la vigila, la ve crecer y se encariña de ella, (pese a que al principio la llamara “bestia”, “te odio”, y le lanzara demás gritos amenazadores).

Con el paso de los años, la cercanía de la maldición es más que evidente, y Maléfica intenta desesperadamente romper la maldición. Pero como ella misma dictó, “ningún poder terrenal podrá romperla”. Aurora caería en un profundo sueño sin remedio, y todo por su culpa. Para evitarlo, ofrece a la niña a irse a vivir con ella a Las Ciénagas, donde estaría lejos de las ruecas y demás objetos punzantes. Aurora acepta y va a la cabaña a despedirse de “sus tías”.

Pero entonces aparece el príncipe Felipe, y a Aurora se le cae con él. Amor entre ambos a primera vista, nada más y nada menos. Y el príncipe se va. Aurora habla con sus tías, se entera por accidente que su padre está vivo y es el mismísimo rey, y se queda en el castillo. El mismo día de su cumpleaños. Pues claro, pasa lo que pasa, y se pincha el dedo.

Maléfica busca al príncipe Felipe, lo duerme con ayuda de sus polvos mágicos (por cierto, una técnica infalible que el hada usa muy a menudo a lo largo de la película. Yo quiero un tarrito con polvos de esos, por favor) y lo lleva al castillo. Todo esto a escondidas, claro, porque Maléfica está en busca y captura. Lleva al príncipe a la cama de Aurora, la besa, y no ocurre nada.



Ea, se acaban de cargar el cuento de La Bella Durmiente en dos escenas. ¿Qué papel tiene entonces el famoso Príncipe Felipe? Que alguien me lo explique.
Maléfica llora y llora pidiendo perdón a la niña y le besa la frente. Milagro, Aurora despierta, la maldición se ha roto. Beso de amor verdadero entre Maléfica y Aurora. #MindBlown. #PlotTwist. Si alguien ha visto la serie Once Upon a Time, verá las claras similitudes que hay con ese beso que rompe la maldición. Indignado me hayo. 

Ahí no queda la cosa: Tienen que escapar. Pero las acorralan y comienza la lucha final. Pero la atrapan con una red de hierro, elemento fatal para las hadas, y queda debilitada. En lugar de ser la propia Maléfica la que lucha, es su útil cuervo que se transforma en dragón y la lía parda (en serio, quiero un cuervo de esos, ¿dónde puedo comprarlo?). Aurora, por su parte, libera las alas de Maléfica que estaban guardadas en un expositor, y éstas se fusionan de nuevo a Maléfica. Es entonces cuando puede escapar, provocando la muerte del rey Stefan al caer éste desde lo alto del castillo. 
Y ya está. Maléfica obtiene su venganza y Aurora se convierte en la reina (porque su madre muere al parecer en cierto punto de la película por una enfermedad) y el reino de los humanos y el de las hadas queda unificado. Como dice la versión anciana de Aurora (la narradora de la película): 
“Nuestro reino fue unificado no por un héroe ni por un villano, sino por un héroe que fue un villano"



Lo mejor de la película: Angelina Jolie, el papelón que hace Angelina Jolie, los efectos visuales y la genial escenificación, las miradas de Angelina Jolie, los momentos esporádicos de humor, y Angelina Jolie

Lo peor de la película: No es un remake de La Bella Durmiente, ni un retelling del cuento popular. Tan solo es un cambio de perspectiva que ha acabado en fracaso. Porque, ¿dónde está la maldad de la icónica villana Disney? Maléfica es el hada más poderosa y oscura que existe, un personaje ruin, vil, perverso, peligroso... y nos lo han pintado como una chica incomprendida a la que le gustan las niñas rubias.




Quiero hacer un "aparte" para destacar las innumerables escenas en las que Jolie mira fijamente (hay muchas más escenas de las que aquí dejo, son solo algunos ejemplos; ojo, que me encantan las expresiones de Angelina)



"Me gusta que supliques: hazlo de nuevo"

Este lo pongo porque me gusta su cara de "a tomar por saco los humanos" 

Reflexión Personal:
Me parece estupendo que Disney esté haciendo películas en las que quieran reflejar que no solo existe el amor verdadero entre un chico y una chica, como son el ejemplo de Frozen y, ahora, Maléfica. Pero no por esa excusa puedes hacer lo que te dé la gana con personajes tan históricos y conocidos éste. Además, ¿qué tipo de mensaje está tratando la compañía de transmitir a los niños? "Si te traicionan, lo mejor es que te vengues haciendo el daño posible, cárgate a quien te traicionó, que luego al final hasta te aplaudimos, con arcoiris y florecitas? ¿Qué clase de héroe hace eso? Maléfica es un ser malvado al que al final del cuento matan porque es eso, el villano. No podemos ahora ir convirtiendo a todos los villanos en seres incomprendidos que resulta que son más buenos que ninguno. ¿Qué será lo próximo, que Úrsula era una muchacha que se metían con su peso, se los carga a todos y come perdices con Ariel? Si Disney quiere dar lecciones de moralidad, que cree cuentos nuevos y no toque lo que no tiene que tocar.

Conclusión: 
Maléfica es una película con un gasto astronómico de dinero, que podrían haber aprovechado mejor aún los gráficos teniendo en cuenta que contaban en el reparto con el mismo tío que hizo los efectos visuales de Avatar, y que si no se hubieran pasado tan descaradamente por el arco del triunfo el cuento de La Bella Durmiente, sin duda habría sido una de las mejores películas del 2014. 
Angelina Jolie es la que salva indudablemente esta producción cinematográfica.




Comentarios

  1. He visto las fotos y he leído tu opinión personal, nada mas puesto que aun no he ido a ver la película, por desgracia no tengo con quien ir al cine todavía, pero muy buena entrada.

    Un Beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

30 preguntas que nadie pregunta

1. ¿Duermes con las puertas (armarios, cajones...) abiertas o cerradas?
Todo cerrado por el simple hecho de que no me gusta tenerlas abiertas si no las estoy usando. En cuanto a la puerta de mi dormitorio, antes no me gustaba tenerla cerrada, pero ahora solo duermo con la puerta abierta cuando es verano

2. ¿Coges los champús y demás cosas de los hoteles?
Son botes enanos que se gastan si te duchas a menudo en el hotel, así que, ¿para qué llevármelos si en mi casa los tengo más grande y mejores?

3. ¿Te gustan los post it?
Apenas los he usado, pero su utilidad le encontrarán otros

Un perro negro llamado Depresión

Cuando no hemos padecido nunca enfermedades mentales como la ansiedad o la depresión, no podemos llegar a imaginar por lo que pasan las personas que las padecen.
En su peor momento, la depresión puede ser una condición debilitante y terrorífica. Millones de personas en todo el mundo viven con depresión; muchas de ellas y sus familiares tienen miedo de hablar de sus luchas, y no saben dónde acudir en busca de ayuda.  Sin embargo, la depresión es en gran parte previsible y tratable. Identificar la depresión y buscar ayuda es el primer y más importante paso hacia la recuperación.
El escritor e ilustrador Mateo Johnstone cuenta la historia de superación del “perro negro de la depresión”, figura metafórica que utiliza para describir qué es y como se siente una persona con esta patología.
Si conoces a alguien que esté en esta situación y todavía no haya recurrido a la búsqueda de ayuda hazle llegar este vídeo. También si al verlo tú mismo identificas que estás pasando por la compañía de es…