Ir al contenido principal

Trust Me


Es muy fácil decir esas dos palabras: “confía en mí. Ocurre prácticamente el mismo problema que cuando dices a alguien “te quiero. Son solo palabras. Y ya sabéis lo que pasa con las palabras: Que se las lleva el viento.

Si quieres hacerle saber a alguien que le quieres o, en este caso, que puede confiar en ti, debes demostrárselo. ¿O pensabas que con decirlo basta? Las relaciones nunca son fáciles, y mucho menos una sentimental. En ésta, la confianza es casi lo más importante para que las cosas funcionen correctamente. Creo que no hay nada que te llene más y te haga sentir realizado que tener la tranquilidad de saber que puedes confiar plenamente en tu pareja.

De igual manera, también ocurre lo mismo con los amigos, pero dado que la mayoría de las personas le damos más importancia al novio/la novia que a los amigos, centrémonos en las parejas.

Acabas de conocer a esa persona especial, todo es luz y color, porque todo os va bien, os estáis conociendo, descubres cosas que te gusta de esa persona, hay cosas que le gustan de ti y vais avanzando la relación. Te hace sonreír con cada tontería, te hace estar pendiente del móvil, Skype, MSN, Twitter, Whatsapp, o cualquier otro medio de comunicación, por si te habla, manda un SMS o lo que sea. Piensas que jamás os pasaría nada malo, pues las cosas os van genial.

Y de repente un día todo se viene abajo en un segundo. Te ha mentido. Ya sea con su edad, su nombre, su fidelidad, o su apariencia física, en el caso de las relaciones a distancia. ¿Qué hacer? Matarlo queda descartado, pues es engorroso deshacerse del cadáver, de las pruebas, y que no haya testigos, además de montarte una sólida coartada. ¿Entonces? Aparece una lucha en tu interior: Le quieres, sí, ¿pero ese sentimiento es lo suficientemente grande como para poder perdonarle? ¿Puedes darle una oportunidad? Te arriesgas a que vuelva a ocurrir.
Aun así, le perdonas. Porque le quieres, y él/ella te quiere. Y te promete que no volverá a ocurrir. 
¿Pero es así? ¿No vuelve a repetirse?

Siempre quedará algo entre vosotros que se ha roto, algo que te hará reticente cada vez que te diga algo, que te hará pensar “¿será verdad o será otra mentira?" Ese algo es la confianza inicial que había entre vosotros, que se ha roto, casi perdido. Podrás volver a confiar en él/ella, pero nunca, jamás, como la primera vez. Convéncete de que estoy equivocado, pero en el fondo sabes que es así. 

Por mucho que quieras/ames a tu pareja, sabes que las cosas han cambiado desde la primera vez que decidió abusar de tu confianza para cagarla.



Comentarios

  1. Otra entrada genial y, como no, con la que me identifico. Sigue asi n.n

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón del mundo.

    Pero por desgracia todo el mundo pasa alguna vez por situaciones como esa. Ya sea con una pareja, con un amigo, o incluso con personas de tu misma familia.

    Solo hay que saber cuando se puede perdonar y cuando no, porque si no siempre van a abusar de nuestra confianza.

    Un Besito.

    Xao!!

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón

    Como dijo una famosa artista, la confianza es cómo un espejo. Cuando se rompe, puedes seguir viendo, pero no puedes borrar las grietas que se forman

    (Más o menos, con una traducción express. Olé yo)

    No va a ser fácil, pero nada que merezca la pena lo es. Si esa persona merece la pena, olvida y sigue adelante con ella.

    Si no merece la pena... Olvidale y sigue adelante con tu vida. Nunca sabes cuando puedes conocer a alguien ;)

    Hagas lo que hagas, vas a tener que tomar una decisión difícil, pero no olvides a aquellos que te quieren y que siguen a tu lado

    Mucho ánimo, y adelante... ¡A por el toro!

    A.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

30 preguntas que nadie pregunta

1. ¿Duermes con las puertas (armarios, cajones...) abiertas o cerradas?
Todo cerrado por el simple hecho de que no me gusta tenerlas abiertas si no las estoy usando. En cuanto a la puerta de mi dormitorio, antes no me gustaba tenerla cerrada, pero ahora solo duermo con la puerta abierta cuando es verano

2. ¿Coges los champús y demás cosas de los hoteles?
Son botes enanos que se gastan si te duchas a menudo en el hotel, así que, ¿para qué llevármelos si en mi casa los tengo más grande y mejores?

3. ¿Te gustan los post it?
Apenas los he usado, pero su utilidad le encontrarán otros

Destrozando al icono de la maldad: Maléfica

CONTIENE SPOILERS. AVISADO QUEDAS
Todos conocemos el cuento de hadas que Disney recreó allá por 1959. En un mundo donde la magia y las hadas existen, Maléfica es el hada más poderosa y a la misma vez la más oscura de todas, causante de que Aurora, la primogénita de los reyes del reino, quedase maldita y que, en su decimosexto cumpleaños, se pincharía el dedo con una rueca y moriría. Pero, de “las tres hadas buenas” que asistieron a la fiesta a concederle unos dones al bebé, una de ellas aún no había podido regalarle un don a causa de la interrupción de Maléfica, por lo que intentó modificar la maldición: en lugar de morir, caería en un profundo sueño interminable, que solo se rompería con un beso de amor verdadero.
Pues bien, esta parte es la única semejanza que encontrarás del cuento en esta película. Y ni eso.
Creo que todos tenemos en un alta estima a la villana más villana de todas, una mujer con más maldad que Cruella de Vil, que Úrsula y que la madrastra de Blancanieves. A fin d…

Sobre el filo de un cuchillo

Hielo y desenlace. El instante se congela, imposible. Inimaginable. Real. Todo el ser puede transformarse en un grito, tan rápido como si fuera a lomos de un cuchillo arrojado al aire.  En aquel instante no se es músculo y sangre , sino únicamente aire apresurándose para formar un grito que podría ser infinito