Ir al contenido principal

Dedicatoria, parte 1


Una vez descritas las proposiciones y haber ya felicitado anteriormente el nuevo año, es hora de pasar a algo, para mí, más importante.

Hace un tiempecito, una amiga me dijo que a ver si le dedicaba una vez alguna entrada de mi blog, ya que es uno de mis lectores invisibles: de los que leen pero no comentan. Al igual que un artista vive de los aplausos de sus fans (además del dinero que se gastan dichos fans), yo vivo de las lecturas y comentarios de mi blog. Si no veo comentarios, ¿cómo sé que la gente me ha leído? En ese caso, es como si hablara solo, y para eso escribiría esto en un diario físico y no aquí.

Una vez hecho este inciso, paso a la dedicatoria.

Desde siempre, ha sido una desconocida para mí, tan solo un contacto más en msn o Tuenti, una chica con la que intercambiaba unas pocas y neutras palabras, la mayoría saludos. Sin embargo, llevando esa escueta relación, hace cosa de unos dos años, si mal no recuerdo, me regaló una agenda. Un regalo simple a ojos de la mayoría, para mí fue mucho, pues fue de los poquísimos regalos que recibí, y aquella agenda me sirvió para tener almacenadas dedicatorias de personas a las que actualmente quiero muchísimo, y otras a las que mejor olvidar, además de firmas de famosos, como los actores de Harry Potter. Le tengo mucho cariño a esa agenda, y todo gracias a ella.

A partir de cierto día, todo esto cambió. Comencé a ver Glee, y entonces un día reconocí que su foto de perfil en msn era de esa serie. Ahí comenzó nuestra amistad. No paramos de hablar en todo el día sobre Glee y un montón de cosas más, relacionada con libros, música, musicales,  televisión Un día quedamos para dar una vuelta y cenar, y fue el día que más hablé, que yo recuerde. Desde entonces hemos hablado, reído, hecho el gamba, me ha presentado a gente a la que le tengo mucho cariño, me ha propuesto continuamente planes, he jugado con ella a juegos disparatadísimos en el que me obliga a poner mi dignidad por los suelos jajaja. Ha sido quien ha pasado conmigo mi primera Nochevieja sin familia, y ha aguantado conmigo hasta las 6, jugando al Parchís y cantando.
 
Porque es inimitable e irreemplazable, esto va dedicado con todo mi cariño a Melania. Por un 2012 lleno de aventuras y risas.



Comentarios

  1. Tienes muchísima razón con lo de los comentarios. Personalmente a mi me gusta que me comenten, pero ando con pokisima inspiración... mi pobre blog ni si kiera ha celebrado la navidad.

    Me alegro muchísimo que puedas contar con tan buena compañía y tan buenas amistades. Disfrútalo todo al máximo, y cuídalo lo mejor posible.

    Feliz Año y espero que puedas cumplir todos tus propósitos.

    Besitos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

30 preguntas que nadie pregunta

1. ¿Duermes con las puertas (armarios, cajones...) abiertas o cerradas?
Todo cerrado por el simple hecho de que no me gusta tenerlas abiertas si no las estoy usando. En cuanto a la puerta de mi dormitorio, antes no me gustaba tenerla cerrada, pero ahora solo duermo con la puerta abierta cuando es verano

2. ¿Coges los champús y demás cosas de los hoteles?
Son botes enanos que se gastan si te duchas a menudo en el hotel, así que, ¿para qué llevármelos si en mi casa los tengo más grande y mejores?

3. ¿Te gustan los post it?
Apenas los he usado, pero su utilidad le encontrarán otros

Destrozando al icono de la maldad: Maléfica

CONTIENE SPOILERS. AVISADO QUEDAS
Todos conocemos el cuento de hadas que Disney recreó allá por 1959. En un mundo donde la magia y las hadas existen, Maléfica es el hada más poderosa y a la misma vez la más oscura de todas, causante de que Aurora, la primogénita de los reyes del reino, quedase maldita y que, en su decimosexto cumpleaños, se pincharía el dedo con una rueca y moriría. Pero, de “las tres hadas buenas” que asistieron a la fiesta a concederle unos dones al bebé, una de ellas aún no había podido regalarle un don a causa de la interrupción de Maléfica, por lo que intentó modificar la maldición: en lugar de morir, caería en un profundo sueño interminable, que solo se rompería con un beso de amor verdadero.
Pues bien, esta parte es la única semejanza que encontrarás del cuento en esta película. Y ni eso.
Creo que todos tenemos en un alta estima a la villana más villana de todas, una mujer con más maldad que Cruella de Vil, que Úrsula y que la madrastra de Blancanieves. A fin d…

Sobre el filo de un cuchillo

Hielo y desenlace. El instante se congela, imposible. Inimaginable. Real. Todo el ser puede transformarse en un grito, tan rápido como si fuera a lomos de un cuchillo arrojado al aire.  En aquel instante no se es músculo y sangre , sino únicamente aire apresurándose para formar un grito que podría ser infinito