Ir al contenido principal

Fake Friendship

Vaya, parece que mi fiebre por actualizar tanto el blog ya ha pasado, pues hace unas tres semanas que no escribía nada por aquí. Pese a ello, y tras la lectura de Skeleton Creek, he estado escribiendo un diario, en el que cuento cualquier cosa que se me pase por la cabeza, además de contar las cosas que hago a diario.

Podría decirse que no me ha ocurrido nada destacable, pero no estaría siendo del todo sincero. Así que creo que lo más remarcable es lo siguiente:

Debido a pequeñas-y no tan pequeñas- desestabilizaciones emocionales, he tenido un período de una semana en la que he estado gastándome ingestas cantidades de dinero en darme caprichos materiales-concretamente, más de 100 euros-, puesto que no disponía de nadie que me diera dispuesto a darme caprichos o llenar mi vacío emocional.

¿A qué se debe esta distancia con mis “amigos”? Sencillo: Aparentan preocuparse por mí tan solo para salir del paso; a la hora de la verdad todos se escabullen. Pocas veces quedan conmigo y cuando lo hacen, es junto con más gente y se relacionan poco conmigo, eligiendo a los demás. Quedan conmigo y a la mínima de cambio se van con otros, por la cara. Entre otras cosas.
Sé que ahora mismo tú, querido lector, estarás pensando: “¿¡YO?! Imposible que se esté refiriendo a mí, porque yo no he hecho nada de esto” Créeme que sí, chat@. Si no, no estaría escribiendo esta parrafada.

Estoy cansado de las personas que me dicen que me quiera más y que salga a comerme el mundo, pero no hacen nada más. La preocupación por un amigo se demuestra con ACTOS, no vanas palabras, por muy bienintencionadas que creas que las dices.


Ayer superé mi límite y mandé a todos a la mierda: No tengo por qué seguir siendo vuestro perrito faldero, ir detrás vuestro pidiendo quedar, dejar que me mangoneéis como queráis. A partir de ahora, quien realmente tenga interés alguno en mí, ya sabe lo que tiene que hacer.

Así pensaba ayer; sin embargo, hoy quedé con un amigo para ir a Fnac, a gastar los 47 euros que harían el fin de mi época derrochadora, y luego le llevé a que viera mi barrio. Cuando volvíamos del parque del Alamillo, estuvimos hablando y tal, y me dijo que lo único que mereció la pena de haberse él metido en el “mundo friki”, es darse cuenta que no le gusta la mentalidad de ciertas personas y, por ende, ese entorno, y el haberme conocido.
Esas dos simples palabras, aunque pueda parecer una tontería, me marcaron y me hicieron pensar de manera diferente:

Quizás no todos os merezcáis que os desprecie como vosotros hayáis podido hacer conmigo-sería rebajarme a vuestro nivel, además- , quizás merezca la pena conservar a algún que otro de vosotros. Sin embargo, voy a seguir en mis trece: Puede que me haya relajado, pero seguiré en mi postura de que, quien quiera saber de mí, que se preocupe por ponerse en contacto conmigo. No voy a quedar con nadie, excepto los “elegidos” que se salvan, a menos que ellos queden conmigo. Aunque eso conlleve quedarme sin salir en casa. Me da igual: los libros ofrecen más compañía que un puñado de vosotros, y a ellos sí que no los cambiaría por nada. ¿Patético? Quizás, pero más cierto que nada.

¿Por qué esas ciertas personas se han salvado de la lista negra? Se han preocupado de verdad por mí más que vosotros, los no afortunados. Han sabido no darme de lado y ellos sí que me han pedido quedar. Si alguien que vaya al río lee esto, que sepa que también voy a dejar de ir al río a menos que uno de los “salvados” quede conmigo para ir.

Sin más, me despido, no sin antes sugeriros que escuchéis esta canción:
 Y que leáis estos libros: 
Skeleton Creek( 1 y 2)
Retrum
Generación Dead
Oksa Pollock
 


Sé que esto y hablarle a la pared es lo mismo, pero yo he cumplido mi parte. Os toca a vosotros hacedme caso o no. Pero, ¿a quién quiero engañar? Solo soy un infantil que esconde su rostro tras un grueso libro y se resguarda en su casa, ¿no,chicos? ^^

Comentarios

  1. No voy a decir si es verdad o mentira lo que dices. Tampoco voy a añadirme en esa lista de afortunados, ni desafortunados, puesto que pienso que no pertenezco a ninguna de los dos.

    Y si fuera así seguramente permanecería en la de los no afortunados.

    Pero creo a ver dicho en otras ocasiones "que el ambiente rio" no es para nada de mi gusto, y que muchísima gente ha terminado quemada o cansada de ese tipo de cosas. En mi opinión esa decisión tuya de "no voy a preocuparme por vosotros" esta de alguna manera bien tomada, pero por otro lado y como bien dices, vale de muy poco "publicarlo" a "los cuatro vientos" ya que poca gente suele valorarlo.

    Pero de igual manera sirve para quedarte tu mismo mas tranquilo... y por desgracia se de lo que hablo.

    En conclusión, la vida siempre cambia, hoy estas desanimado por culpa de ciertas personas o de ciertas cosas, y mañana estarás totalmente feliz también por culpa de esas personas o de otras muy distintas, eso es lo mas bello de la vida en mi opinión

    De todas formas como ya he dicho muchas veces siempre leo tus entradas y la mayoría de las veces lo comento, no me estoy poniendo ninguna medalla por ello, pero creo que a día de hoy es la única manera de enterarme de las cosas, y no ciertamente porque yo lo haya decidido así.

    Espero que estas palabras o mejor dicho.. este enorme tocho de tonterías te sirvan de algo, sino es así... al menos se ha intentado.

    Xao!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

30 preguntas que nadie pregunta

1. ¿Duermes con las puertas (armarios, cajones...) abiertas o cerradas?
Todo cerrado por el simple hecho de que no me gusta tenerlas abiertas si no las estoy usando. En cuanto a la puerta de mi dormitorio, antes no me gustaba tenerla cerrada, pero ahora solo duermo con la puerta abierta cuando es verano

2. ¿Coges los champús y demás cosas de los hoteles?
Son botes enanos que se gastan si te duchas a menudo en el hotel, así que, ¿para qué llevármelos si en mi casa los tengo más grande y mejores?

3. ¿Te gustan los post it?
Apenas los he usado, pero su utilidad le encontrarán otros

Destrozando al icono de la maldad: Maléfica

CONTIENE SPOILERS. AVISADO QUEDAS
Todos conocemos el cuento de hadas que Disney recreó allá por 1959. En un mundo donde la magia y las hadas existen, Maléfica es el hada más poderosa y a la misma vez la más oscura de todas, causante de que Aurora, la primogénita de los reyes del reino, quedase maldita y que, en su decimosexto cumpleaños, se pincharía el dedo con una rueca y moriría. Pero, de “las tres hadas buenas” que asistieron a la fiesta a concederle unos dones al bebé, una de ellas aún no había podido regalarle un don a causa de la interrupción de Maléfica, por lo que intentó modificar la maldición: en lugar de morir, caería en un profundo sueño interminable, que solo se rompería con un beso de amor verdadero.
Pues bien, esta parte es la única semejanza que encontrarás del cuento en esta película. Y ni eso.
Creo que todos tenemos en un alta estima a la villana más villana de todas, una mujer con más maldad que Cruella de Vil, que Úrsula y que la madrastra de Blancanieves. A fin d…

Sobre el filo de un cuchillo

Hielo y desenlace. El instante se congela, imposible. Inimaginable. Real. Todo el ser puede transformarse en un grito, tan rápido como si fuera a lomos de un cuchillo arrojado al aire.  En aquel instante no se es músculo y sangre , sino únicamente aire apresurándose para formar un grito que podría ser infinito